LA CIUDAD PROHIBIDA, Palacios De La Unión Celestial Y Terrenal Y De La Tranquilidad

Ver todo el contenido de Pekín
Comprar Pekín
Desbloquea para siempre la app con todos los contenidos de Pekín
48 audio - 121 min
€ 8,99
Comprar
Audio Guide length: 3.03
español Idioma: español

El Palacio de la Unión Celestial y Terrenal era el salón del trono de la emperatriz, donde recibía a los invitados o se reunía con las concubinas, princesas y esposas de los príncipes.

Fue establecido durante el reinado de Jiajing en la dinastía Ming y se restauró dos veces; una en 1655 y otra en 1669. En 1797 sufrió graves daños debido a un incendio y se reconstruyó al año siguiente. El palacio tiene un solo techo con un pináculo esférico de bronce dorado.

Es de forma cuadrada y más pequeño que el Salón de la Armonía Central, pero tiene el mismo estilo arquitectónico.

 

En su interior se pueden ver dos relojes muy especiales. Uno es mecánico, realizado en 1798, de madera y con forma de un pabellón chino. Fíjate en lo alto que es, mide casi seis metros. En la parte de atrás hay una escalera y puedes darle cuerda para escuchar el maravilloso sonido de su carillón.

El otro es un reloj de agua de bronce. Se fabricó en 1745 y se basa en una tecnología que mide el tiempo a través del flujo de agua, inventada en China hace más de 3000 años.

 

Ahora, pon el audio en pausa y vuelve a reproducirlo cuando estés en el Palacio de la Tranquilidad.

 

También llamado Palacio de la Tranquilidad Terrenal, es el último de los tres edificios principales del Patio Interior. Se construyó en 1420 y, tras los incendios de 1514 y 1596, se volvió a construir en 1605. En los años siguientes se sometió a tres restauraciones más.

El Palacio de la Tranquilidad era la residencia de la emperatriz durante el reinado de la dinastía Ming. Tras la reconstrucción que se realizó durante la dinastía Qing, se utilizó solo como cámara nupcial del emperador y la emperatriz y como lugar de culto donde se realizaban rituales relacionados con la pareja.

La decoración actual se remonta a la boda del emperador Guangxu, una de las bodas más lujosas jamás celebradas. La pared está pintada de rojo y las lámparas llevan caracteres chinos que significan «doble felicidad». El baldaquino y el edredón están bordados con 100 niños que juegan. El emperador y la emperatriz recién casados solo pasaban en la habitación unos pocos días; después se mudaban a sus respectivas residencias.

 

Curiosidad: solo tres emperadores han utilizado esta habitación; los únicos que ascendieron al trono cuando eran adolescentes, antes de haber contraído matrimonio.

 

 

 

 

 

 

 

TravelMate! La aplicación de viajes que te proporciona información sobre las maravillas del mundo.
Comparte en