Audio Guide length: 3.01
Autor: STEFANO ZUFFI E DAVIDE TORTORELLA
español Idioma: español

Para tu visita al Foro te aconsejo que empieces desde la parte superior, desde los arcos del Tabularium, es decir, el impresionante edificio que encontrarás bajo el Capitolio, o desde los balcones panorámicos que están detrás del Victoriano, con una vista general sobre el amplio campo de excavaciones.

Te aconsejo que tomes como punto de referencia los monumentos mejor conservados: en primer plano puedes admirar el Arco de Septimio Severo, con tres arcos, y a su lado, a la derecha, las columnas supervivientes del Templo de Neptuno.

Detrás del arco comienza la antigua Vía Sacra; en el lado izquierdo puedes ver el edificio de la Curia y la explanada donde una vez estuvo la Basílica Emilia. Como te decía, los edificios que se convirtieron en iglesias cristianas son los que mejor se han conservado, como el Templo de Antonino y Faustina.

En el centro, aislada, reconocerás fácilmente la columna que fue erigida en el 608 por el emperador bizantino Focas. Las tres hermosas columnas a su derecha, detrás del podio con escalones, el pavimento y los restos de la Basílica Julia son todo lo que queda del Templo de Cástor y Pólux, cerca del cual puedes ver el Templo de Hércules Víctor, de forma circular.

Más lejos, siguiendo el trazado de la Vía Sacra, verás la fachada de la iglesia de Santa Francisca Romana. A la izquierda tienes las poderosas arcadas de la Basílica de Majencio; detrás, la forma inconfundible del Coliseo; a la derecha, el Arco de Tito, detrás del cual se vislumbra el Arco de Constantino; más a la derecha, la colina del Palatino.

Ahora puedes bajar a la zona arqueológica, entrando por la via dei Fori Imperiali, a la altura de la Basílica Emilia. Una vez que entres en el Foro, te aconsejo que vayas de inmediato al fondo a la derecha, bajo la colina del Capitolio, dominada por los imponentes restos del Tabularium.

El primer monumento que encontrarás a lo largo de la Vía Sacra es el Arco de tres puertas erigido en el año 203 en honor del emperador Septimio Severo, vencedor de varias campañas militares en Oriente. En los basamentos de las altas columnas están esculpidos con gran eficacia y no sin nobleza los jefes "bárbaros" hechos prisioneros.

Las ocho columnas de granito que están cerca de ti son las del Templo de Saturno, y se encuentran entre las más antiguas que aún quedan en pie en Roma, ¡tienen más de 2.300 años! Son de fuste liso y tienen capiteles jónicos de doble espiral. Aquí cerca estaba el Tesoro del Estado, ahora destruido.

 

CURIOSIDAD: entre el Arco de Septimio Severo y el Templo de Neptuno aún puedes reconocer los restos de la plataforma en la que se colocaron las proas metálicas de las naves cartaginesas derrotadas.

¡Descarga gratis TravelMate! La aplicación de viajes que te proporciona información sobre las maravillas del mundo.
Comparte en