PALACIOS VATICANOS ESTANCIAS DE RAFAEL, Estancias De Rafael Signatura

Comprar Roma solamente a € 6,99
Audio Guide length: 3.20
Autor: STEFANO ZUFFI E DAVIDE TORTORELLA
español Idioma: español

Tu recorrido comienza en la Estancia de la Signatura. Originalmente era la biblioteca privada del papa, dividida en las cuatro disciplinas humanísticas: teología, filosofía, poesía y derecho. Encima de las estanterías para los libros había grandes frescos que representaban los hechos y los personajes más importantes de estas disciplinas.

Después de una cuidadosa preparación gráfica, Rafael pintó en primer lugar el fresco titulado la Disputa del Sacramento, en la pared reservada a los volúmenes de teología. En el centro de la composición puedes ver un altar sobre el que se expone la hostia consagrada. A su alrededor, un grupo de eclesiásticos discute sobre la naturaleza mística de la Eucaristía. Rafael dispone a santos y teólogos en un doble semicírculo: algunos están en la tierra mientras que otros están sentados entre las nubes, en torno a las figuras de Dios Padre y Jesucristo.

 

Pasa ahora al siguiente fresco, titulado la Escuela de Atenas, pintado en la sección de filosofía. Rafael te presenta a los máximos pensadores de la Antigüedad como si estuvieran en el escenario de un teatro, dominado por un gigantesco edificio, tal vez inspirado en las obras de la nueva Basílica de San Pedro. Los filósofos se distribuyen en grupos: en el centro, Platón y Aristóteles hacen gestos que sintetizan sus doctrinas. Puedes entretenerte descubriendo cómo Rafael retrata a muchos de sus ilustres colegas: en Platón, que señala al cielo, reconocerás fácilmente a Leonardo; el Heráclito enfurruñado que está en el centro y que apoya la mano en la mejilla tiene las facciones de Miguel Ángel; al que ves trazar figuras geométricas con el compás es el matemático Euclides con la cara de Bramante; y en el extremo de la derecha puedes ver incluso al propio Rafael.

 

Pasa ahora al fresco titulado el Parnaso.

La idea de una continuidad entre la Antigüedad clásica y el presente se retoma en la escena del monte Parnaso, en la pared de los libros de poesía. Apolo, en el centro, toca la lira, rodeado de las nueve musas y poetas de todos los tiempos (Homero, Safo, Virgilio, Dante, Petrarca, Ariosto...), que puedes reconocer porque llevan coronas de laurel.

 

Por último, en la pared de los libros de derecho puedes admirar el fresco titulado las Virtudes Cardinales: fortaleza, prudencia y templanza. Por encima de ellas, en el techo, echa un vistazo al tondo con la Justicia. Rafael no tuvo tiempo de pintar las dos escenas siguientes: el papa quiso que pasara inmediatamente a la decoración de la próxima habitación.

 

CURIOSIDAD: como te decía, en el papel del filósofo Heráclito Rafael representó a Miguel Ángel, pero notarás que sus botas están pintadas en primer plano. No es casualidad: parece que Miguel Ángel las llevaba siempre, incluso cuando dormía. Sólo se las quitaba cuando las cambiaba por otras nuevas, de tal manera ¡que la piel se le quedaba pegada al cuero!

¡Descarga gratis TravelMate! La aplicación de viajes que te proporciona información sobre las maravillas del mundo.
Comparte en