Audio Guide length: 2.19
Autor: STEFANO ZUFFI E DAVIDE TORTORELLA
español Idioma: español

¡La plaza Navona es uno de los lugares más legendarios de Roma!

Te encuentras ahora en el que, en muchos sentidos, es el verdadero "corazón" de la ciudad, una plaza barroca construida sobre los restos de un edificio imperial, una mezcla de magnificencia y sentimiento popular, donde la historia se confunde con el presente.

Debes saber que la plaza Navona fue mandada construir hace dos mil años por el emperador Domiciano, y su extraña forma se debe al hecho de que se utilizaba como estadio, siendo precisamente sus antiguas gradas los cimientos sobre los que se levantaron las casas que la rodean.

Luego, en el siglo XVII, la plaza se transformó por completo por deseo de la familia Pamphili, que renovó totalmente el escenario urbano en torno al terreno en el que antiguamente se desarrollaban los "agones", los juegos del circo. A esta antigua función se refiere al nombre de la iglesia, también del siglo XVII, que se asoma a la plaza: Santa Inés in Agone.

La iglesia es una de las obras maestras de la arquitectura barroca de Roma: su fachada cóncava es del gran Borromini, el rival de Bernini, y que puedes ver encerrada entre dos campanarios. Entra y descubrirás un interior repleto de esculturas y frescos, dispuesto alrededor de la cúpula central, que cuenta con frescos de un pintor genovés apodado "el Baciccio". Te señalo en particular la ligereza sonriente de los personajes del fresco, ¡que casi dan la impresión de querer salirse de los marcos y galopar libremente por superficies más amplias!

 

CURIOSIDAD: te preguntarás de dónde viene este extraño nombre de "Navona": hubo un tiempo en el que la plaza, que antiguamente era cóncava, se transformaba durante el verano en un auténtico lago. Se bloqueaban los desagües de las tres fuentes y el agua se esparcía por toda la plaza. Niños y adultos del pueblo llano se lanzaban a las aguas, a pesar de que estaba prohibido desnudarse. Las familias aristocráticas se divertían remando en carros con forma de góndola e incluso con velas y remeros. Los cocheros aprovechaban para refrescarse y lavar sus carros. La última "inundación" fue en 1865.

¡Descarga gratis TravelMate! La aplicación de viajes que te proporciona información sobre las maravillas del mundo.
Comparte en