Audio Guide length: 2.49
español Idioma: español

La plaza de Wenceslao es más una avenida que una plaza. De hecho, tiene más de 750 metros de largo, 63 de ancho en la parte superior y 48 en la inferior.

El gran edificio del Museo Nacional domina uno de sus extremos mientras que la estatua de San Wenceslao domina el otro, en Mustek, que significa «puente», llamado así en recuerdo del pequeño puente que franqueaba el foso medieval.

Distinguida por largos parterres centrales, se encuentra rodeada de grandes edificios de finales del siglo XIX y principios del XX, que conforman una mezcla de estilos entre el historicismo y el modernismo.

 

Se le considera el corazón de la Ciudad Nueva.

Hasta 1348, el núcleo histórico de Praga estaba cerrado al sur por un foso, franqueado por un simple puente. Entonces, el rey Carlos IV decidió realizar una «Ciudad Nueva» a lo largo de la orilla derecha del Moldava, a los pies de la colina fortificada de Vysehrad, con el objetivo de descongestionar la «Ciudad Vieja».

El rey trazó una ordenada estructura urbana en torno a grandes plazas de mercado especializadas: una para los caballos, una para las reses y una para el heno. Por lo tanto, la definición de «nueva» no debe conducir a engaño.

 

La plaza de Wenceslao, que desde la Edad Media se usaba como lugar de mercado de caballos, se transformó radicalmente en la segunda mitad del siglo XIX, adquiriendo el aspecto lujoso y burgués de un bulevar parisino bajo el nombre de plaza de San Wenceslao, el patrón de Bohemia.

Siempre animada por los clientes de hoteles y restaurantes, es el centro de la vida política de Praga, escenario de las manifestaciones que han marcado los eventos de la ciudad y del país. Aquí se proclamó la independencia de Austria en 1918, mientras que en noviembre de 1989 se reunieron 250.000 personas e iniciaron una revolución que condujo a la caída del comunismo. Asimismo, en este mismo lugar, se produjo uno de los gestos más impactantes contra la invasión soviética de 1968: el 16 de enero de 1969, un estudiante de 21 años llamado Jan Palach se prendió fuego a modo de protesta.

 

Curiosidad: en 1884 pasó por la plaza de Wenceslao el primer tranvía de Praga, tirado por caballos.

¡Descarga gratis TravelMate! La aplicación de viajes que te proporciona información sobre las maravillas del mundo.
Comparte en